La guía definitiva de las corbatas: manual de estilo (III)


Seguimos con nuestro manual de estilo dedicado a las corbatas, el complemento de moda masculino por excelencia. En la entrada anterior habíamos visto cómo deben hacerse los nudos sencillos y los dobles, a continuación veremos la manera correcta de realizar los nudos triples, Windsor y Pratt.


Nudo triple

Nudo triple

Este es quizás el rey de todos los nudos, el más conocido y por el que la mayoría de los hombres apuestan en las grandes ocasiones. ¿Los motivos? Una vez que le coges la práctica es muy fácil de hacer y además tiene un carácter universal, es decir, que encaja a la perfección con todo tipo de camisas y cuellos distintos. El único inconveniente es que no está especialmente recomendado para aquellos que gustan de los nudos muy gruesos.

Nudo Windsor

El nudo Windsor es uno de los más exclusivos que existen y normalmente se suele reservar para las ocasiones especiales. Es muy elegante y netamente inglés, cuyo nombre tiene su origen en el Duque de Windsor, quien fue el encargado de popularizar este nudo.

A diferencia del nudo triple, el Windsor no es adecuado para cualquier tipo de persona o traje. En este sentido, al ser considerablemente voluminoso, es preferible que se emplee con cuellos de cierta amplitud, como por ejemplo los cuellos italianos o los conocidos como “cuellos Windsor”.

Nudo Windsor

Nudo Pratt

Y por último, en la entrada de hoy tenemos que hablar del nudo Pratt, uno de los más famosos del mundo y que también se conoce con el nombre de nudo de Shelby. Se trata de una elección perfecta para cualquier camisa de vestir o corbata y entre sus peculiaridades tenemos que destacar que se trata de un nudo ancho, aunque no tanto como el Windsor que vimos más arriba.



Sigue leyendo un nuevo post en Fashion World Vip: Manual de estilo de corbatas

Comparte en Google Plus
    Comentarios de Blogger
    Comentarios de Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario